Aglomerado y MDF

Aglomerado y MDF: diferencias y características

El aglomerado es comparado de manera constante con el MDF. Muchos consideran que ambos materiales son, prácticamente, idénticos. Sin embargo, guardan ciertos matices que hay que analizar para saber en qué se diferencian el uno del otro. En MAJOFESA, cómo nos dedicamos a la venta de madera, nos gusta tratar a cada material como se merece, por ello os contamos las diferencias y características entre el aglomerado y el MDF.

¿Qué son?

Una buena técnica para diferenciar materiales, es saber qué son exactamente. Por un lado, el MDF (Medium Density Fibreboard) es un compuesto por fibras de madera de densidad media que da un aspecto parecido al de la madera maciza, pero es un subproducto derivada de la misma. Por otro lado, el aglomerado también está compuesto por fibras, pero se diferencia del MDF en la densidad de éstas.

En el caso del Aglomerado, se compone por partículas de madera que se juntan en 3 capas: dos finas y una más gruesa. El Aglomerado no se puede curvar porque no es un material flexible. De esta manera, se recurre a él para la fabricación de puertas, estanterías, cajoneras o, en definitiva, cualquier estructura rectilínea.

En cuanto al MDF, está compuesto por varias fibras (astillas) de madera o resinas sintéticas que se unen entre ellas. Es cierto que el MDF tiene ciertas peculiaridades en el proceso de fabricación. Pero, en líneas generales, es muy fácil trabajar con él; además, se puede jugar más con él, pudiendo adoptar formas curvas.

Ambos materiales se fabrican en temperaturas que giran en torno a los 200 grados centígrados, previniendo la aparición de termitas.

Fabricación

En ambos se puede añadir compuestos químicos para ofrecer más características, como protegerse del fuego, insectos, humedad, etc. Como hemos dicho antes, las medidas de fabricación varían por las capas que incorpora el Aglomerado frente a la única capa uniforme que tiene el MDF.

Si nos fijamos en el acabado de ambos materiales, vemos que en el Aglomerado tenemos un abanico de posibilidades en relación con su personalización. Esto es porque podemos utilizar tintes, barnices o pinturas para decorar como queramos la pieza. No obstante, el acabado del MDF suele reducirse a uso de pintura, por no hablar de que encontraremos problemas en los cantos a la hora de pintarlos.

Podemos afirmar que la diferencia entre ambos materiales va a estar marcada por el acabado, el cual será determinante para que nos decantemos por uno o por otro.

Características del MDF y Aglomerado

  1. MDF se configura como un material súper resistente en comparación con el Aglomerado. No tiene tantos poros como el último, por lo que se puede acabar de forma más sencilla. Esto hace que sea ideal para mobiliarios, revestimientos o estructuras poco complejas como son los marcos. La contrapartida que encontramos es su precio: más elevado que el Aglomerado.
  2. El Aglomerado es un material al que se recurre para fabricar muebles. La razón se encuentra en 4 características principales:
  • Son muy resistentes.
  • Pesan menos que el MDF.
  • Tienen un precio inferior.

      3. Hay que diferenciar entre uso interior y uso exterior. El Aglomerado es más sufrido para el exterior porque, al tener más poros, tiene más absorción lo que le hace un candidato no idóneo para exteriores. Por ello, el Aglomerado es perfecto para interiores y el MDF para exteriores, al tener menos poros.

      4. La humedad. Hemos dicho que, a pesar de que se puedan añadir aditivos para que ambos materiales sean hidrófugos, no se llevan bien con la humedad. En el caso de los baños o cocinas, debemos observar cómo están sellados los bordes. En este sentido, MAJOFESA recomienda utilizar MDF.

A la hora de trabajar ambos materiales, no necesitaremos un instrumental distinto al que usamos con la madera ordinaria. Los paneles se pueden tallar, lijar y fresar sin problema.

¿Cuándo elegir Aglomerado?

Este material tiene virtudes y defectos, pero si dudas entre el aglomerado y el MDF, te encuentras en el lugar correcto. Podemos resumir porqué es recomendable elegir Aglomerado frente a su rival en las siguientes razones:

  • Ideal para interiores y productos con líneas rectas. Es el caso de las estanterías, marcos, cajoneras, etc. El número de poros nos hace elegir este material para dentro de casa.
  • Muy resistente. Es bastante resistente comparándolo con sus rivales, pero no mucho más que el MDF.
  • Sus acabados son muy variados, pudiendo utilizar pintura, tintes o barnices.
  • Bastante más barato que su rival, lo que le hace más interesante.
  • Se le pueden añadir varios aditivos para ganar propiedades y hacerlo más interesante de cara a la venta.
  • Fabricación. Al prensarse a unos 200 grados evitamos la aparición de termitas.

¿Cuándo elegir MDF?

A lo largo de la entrada parece que el MDF se lleva el gato al agua en esta pequeña comparativa, pero todo tiene su lado bueno y su lado malo. Por ello, más abajo, puedes ver por qué elegir este material.

  • Puede ofrecer una resistencia bastante alta, quizás puede que algo más que su rival. Cuidado con sus cantos, los cuales son su punto débil.
  • Permite más flexibilidad y se adapta mejor a todos los entornos. Esto es debido a su superficie poco porosa. Puede encajarnos en un interior o en un exterior, pero desde MAJOFESA advertimos que sigue siendo un material que no es amigo de la humedad.
  • Fabricación. Como ocurre con el Aglomerado, se prensa a 200 grados.
  • Podemos añadir varios químicos ideales para hacer más atractivo.
  • El MDF está compuesto por una única capa uniforme, lo que hace que sea sencillo pintarlo. Eso sí, sus cantos pueden requerir una capa de pintura adicional.

Contacta con nuestros almacenes de madera MAJOFESA para comprar tus tablones de madera de la mejor calidad con la certificación de nuestra madera FSC ® y PEFC ™ que incluyen a MAJOFESA en la Cadena de Custodia forestal a nivel mundial, mediante la cual otorgamos a nuestros clientes credibilidad y garantía ecológica.



Monitor OK