Maderas nobles

Maderas nobles

Las maderas nobles están muy cotizadas en el mercado por sus enormes características. Cuando queremos una terminación en madera superior, solemos acudir a ellas porque otorgan una calidad destacable respecto a otros tipos de madera. Nuestro objetivo es enseñarte todo lo que debes saber sobre estos tipos de madera.

¿Qué son las maderas nobles?

También reciben el nombre de maderas finas o preciosas, y se trata de maderas totalmente naturales, cuyas virtudes más sonadas son su resistencia, sus maravillosas vetas y la uniformidad que presentan. La madera noble es fortísima, valor que le diferencia del resto.

En contraposición tenemos a las maderas más blandas, las cuales son más económicas y pueden no ser naturales al 100%. Este tipo de madera no es apta para el tallaje, por ejemplo, porque se rompe y deteriora fácilmente.

Por tanto, las maderas nobles son muy utilizadas en los muebles de lujo, como también son talladas por ebanistas. Las más famosas son: el nogal, el ébano, caoba, roble, fresno, cerezo o castaño. Como habrás supuesto, son maderas con un precio muy elevado, lo que las hace poco accesible.

De hecho, la palabra ebanista proviene de la madera ébano. En siglos pasados los ebanistas eran artesanos de la madera que trabajaban mucho con el ébano porque era un material de lujo muy solicitado entre la nobleza. El ébano sigue siendo un material caro, pero el ebanista trabaja con más materiales.

Características de las maderas nobles

Primeramente, nos gustaría decir que existen distintas maderas nobles con diferentes cualidades, pero podemos estar de acuerdo en que guardan unas características comunes. Así que, encontramos las siguientes:

  • Precio alto. El precio de estas maderas no es apto para todos los bolsillos, lo que es una pena. La calidad se paga, pero su precio se incrementa por diversos factores, como la importación de la madera, transporte o especie distinguida.
  • Algunas están en riesgo de extinción. Es un factor que provoca su precio alto en ciertas maderas nobles, y es que la industria maderera ha dejado las reservas de varias especies bajo mínimos.
  • Quizás, las más resistentes del mercado. Dicho esto, precisan un mantenimiento específico. Si las tratamos bien, durarán toda la vida.
  • Crecen lento. Hay que tener en cuenta de que las maderas nobles son muy densas y pesadas. Por ello, tardan más en crecer y para talarlas debemos esperar décadas. Es el pez que se muerde la cola: alta demanda>escasez de producto>crecimiento lento>precio muy elevado.
  • Pueden ser más resistentes a los insectos xilófagos. Hacemos referencia a las termitas, carcoma, etc. Decimos que “pueden” porque algunas no son más resistentes a éstos, pero otras sí.
  • Vetas muy características. Una de las razones por las que son demandadas, es la marca de sus vetas. Las vetas de las maderas nobles son infinitamente más bonitas que la de las maderas blandas.
  • Colores característicos. Existen maderas que tienen un color muy característico, como es el roble, el ébano o el nogal, por ejemplo. La decoración es un mundo bastante caro, por lo que estas maderas se valoran aún más.

Tipos de maderas nobles

Vamos a intentar recopilar las más comunes o importantes porque tendríamos que hacer un artículo entero sólo para recoger todos los tipos de maderas nobles que existen. Piensa que encontramos maderas nobles por todo el planeta y hay muchísimas especies, por lo que vamos a resumirnos a las más famosas.

  • Roble. Es la primera madera noble en la que pensamos casi siempre. No obstante, es la más abundante y una de las más accesibles. Sirve para muchos fines y se caracteriza por ser realmente resistente. Hay varios robles característicos, pero seguro que has pensado en el roble marrón oscuro.
  • Ébano. Imposible confundir su color negrizco. Su origen está en África, así que es una manera importada en la gran mayoría de los casos. Ofrece calidad y contraste por todos los costados y es un material muy caro que es solicitado por la aristocracia.
  • Nogal. Una madera noble que encontramos en España. Tiene un color chocolateado muy bonito y podemos verla adornando suelos o paredes. Es una madera preciosa, a la vez de cara.
  • Caoba. La preferida por muchos ebanistas. Esto es porque es fácil de manipular, es preciosa y ofrece varios colores que van desde un rojizo hasta un marrón estándar. Lo que le hace destacar es su calidad.
  • Fresno. Se trata de una madera fuerte, pero elástica y presenta una gran densidad. Podemos verla presente en guitarras, bates de béisbol y en arcos. Lamentablemente, no es resistente a los insectos xilófagos; de hecho, es una madera que fue devastada por ellos.
  • Cerezo. No es tan cara como las demás y presenta una robustez patente. Existen muchos tipos de cerezos que van desde un marrón claro, hasta uno más oscuro. Se pueden usar para mesas, cabeceros o, incluso, para parqué.
  • Teca. Su color dorado se diferencia del resto, es resistente y proporciona una calidad muy alta. Es ideal para aguantar temperaturas adversas, así que la vemos en exteriores.
  • Palisandro. Esta madera se usa mucho en la ebanistería para la construcción de instrumentos musicales. Pesa algo más de la media y tiene un color marrón claro muy bonito.

Existen muchas más, pero las maderas nobles más reconocidas son estas.

Contacta con nuestros almacenes de madera MAJOFESA para comprar tus tablones de madera de la mejor calidad con la certificación de nuestra madera FSC ® y PEFC ™ que incluyen a MAJOFESA en la Cadena de Custodia forestal a nivel mundial, mediante la cual otorgamos a nuestros clientes credibilidad y garantía ecológica.



Monitor OK