MADERAS FRONDOSAS

MADERAS FRONDOSAS

 

PROCEDENCIA

 

Las maderas frondosas provienen de las especies latifolias más comunes en Norteamérica y Europa: el roble, el castaño, el haya o el nogal, entre otras. Se trata de maderas duras por su composición leñosa y más compleja que las maderas coníferas. Su tonalidad se mueve en un abanico que varía de colores pálidos al marrón oscuro.

 

CARACTERÍSTICAS

 

Las maderas frondosas forman bosques de hoja ancha mucho más diversos que los bosques de coníferas. Al igual que las maderas tropicales, normalmente son especies que necesitan vivir en zonas húmedas y climas templados, y pueden ser tanto perennes como caducifolios.

 

Por lo general, las maderas frondosas son poco porosas y, por tanto, difícilmente impregnables. Contienen extractos, principalmente glúcidos, y algunas son muy ricas en taninos que a veces generan manchas grises o negras en el acabado si no se trata la madera.

 

USOS

 

Las maderas frondosas o duras exigen ser trabajadas con técnicas y herramientas especiales. Además las especies arbóreas no son tan fáciles de obtener como las coníferas, por eso este tipo de maderas son más costosas.

 

Las maderas frondosas se utilizan comúnmente en carpintería para la fabricación de muebles, en ebanistería y como revestimientos de madera. Asimismo, es común encontrarlas en vigas y estructuras de casas antiguas, en tarimas de interior, en puertas y ventanas de alta calidad o en chapados decorativos.

 

En MAJOFESA destacamos la oferta de madera de haya, madera de fresno y madera de roble que puedes encontrar en nuestros almacenes de maderas Valencia. Disponemos de enormes instalaciones donde conservar materiales de alta calidad, inclusive dos secaderos para realizar una venta de madera a medida. Además, puedes encontrar otras variedades de maderas nobles, como la madera de nogal, castaño, soft maple, alder, chopo o tilo. Pídenos información acerca del stock de nuestras partidas y, si no disponemos de suficiente material, lo traeremos para ti.