MADERA DE CHOPO

Populus
madera de chopo - madeira de choupo
Procedencia

El chopo, también conocido comúnmente como álamo, pertenece al género Populus, y es un árbol típico de zonas húmedas situadas en el Hemisferio Norte del mapamundi. El chopo es una especie nativa de regiones templadas, por eso últimamente se ha introducido también en el Hemisferio sur. Debido a su gran magnitud de potencial productor, se ha extendido en los últimos años un híbrido de la especie.

 

Color

La madera de chopo presenta un color blanquecino o marrón muy claro.

 

Textura

La madera de chopo o álamo es una madera muy fina y ligera, lo cual le permite ser manejable y fácil de trabajar, y tener una superficie uniforme y muy resistente.

 

Durabilidad

A pesar de que el árbol vive en las orillas de los ríos, la madera de chopo tiene una resistencia limitada a la humedad, si bien aguanta muy bien el ataque de hongos y termitas. No obstante, no es recomendable utilizarla para exteriores, especialmente en objetos contrachapados.

 

Características

Se trata de una especie de rápido crecimiento que se puede encontrar cerca de ríos y cuencas de agua. Esto facilita su explotación y convierte su madera en un recurso ecológico y barato. Es muy sencillo trabajar con la madera de chopo porque soporta muy bien su modelaje y acepta tratamientos de barniz y pintura.

 

Usos

No toda la madera de chopo puede ser destinada a la obtención de chapa de madera, ya que solo se puede utilizar la parte del tronco libre de ramas y nudos. El resto de madera que acumula el tronco se utiliza usualmente para la obtención de madera que se emplea para la fabricación de cajas de fruta, palillos mondadientes o para el triturado y fabricación de tableros de aglomerado. Estos últimos pueden servir para fabricar muebles de gama media-alta. Normalmente se combinan las chapas de chopos con las de otras maderas tropicales.