MADERA DE FRESNO

Fraxinus

MADERA DE FRESNO

 

Procedencia

La madera de fresno proviene de una especie arbórea del género Fraxinus. Los fresnos pueden ser de hasta 60 variedades distintas, en su mayoría de hoja caduca. Su existencia se extiende a lo largo de todo el globo, especialmente destacables en nuestro almacén de maderas en Valencia la madera de fresno europeo y la madera de fresno americano.

 

Características

El duramen del fresno árbol no es muy resistente a la humedad o al ataque de parásitos, por ello es vulnerable a la descomposición.

 

La madera de fresno es noble, lo que se conoce como un material duro y denso, muy fuerte pero también elástico. Por ello, si se somete a un buen maquinado es perfecta para clavar, atornillar y encolar, además de poder ser entintada y pulida para obtener un muy buen acabado. Se seca con bastante facilidad y el acabado es muy elegante para estructuras ornamentales como la madera para escaleras de fresno.

 

Usos

La flexibilidad del fresno permite que, al igual que la madera de haya, que pueda ser utilizada para hacer arcos, mangos de herramientas, bates deportivos y objetos que precisan ser curvados pero resistentes. Además, el fresno es verdaderamente útil para fabricar instrumentos musicales como la madera para guitarras.

 

La alta calidad del fresno y su color, dependiendo si se trata de fresno negro (europeo) o blanco (americano), permiten utilizar la madera de fresno asimismo para fabricar duelas, interiores arquitectónicos y molduras de alta calidad, además de paneles y torneados.

 

No obstante, el principal uso del fresno es para los muebles de madera en el hogar. Su empleo en mobiliario de interior es muy común ya que ofrece un acabado fino y elegante, a la par que resistente a los golpes. Se utiliza sobre todo para fabricar puertas o muebles de cocina, pero hay que mantener un cuidado específico para aumentar su durabilidad.