MADERA DE HAYA

Fagus

MADERA DE HAYA

 

Procedencia

La madera de haya es muy pesada y dura, por lo que sus características para trabajarla la convierten en un material idóneo. Antes de que se descubrieran los usos del hierro fundido, el haya era la madera principal para construir raíles de ferrocarril.

 

En MAJOFESA, las dos clases de madera de haya que ofrecemos son el haya natural y el haya vaporizada (tratada). Según los usos a los que se quiera dedicar el material, aconsejamos uno u otro tipo de madera para construcción.

 

Características

El color del haya suele ser amarillento, pero con el tiempo se vuelve rojizo y torna a un tono oscuro. Es una de las clases de madera más vulnerables a la humedad, pues, de no someterse a un tratamiento específico, se pudre con facilidad. Además, la madera haya es bastante susceptible de ser atacada por termitas y hongos, que consiguen destruirla con sus ataques. Por tanto, lógicamente la madera haya se dedica más al sector de la carpintería de madera, y no tanto para construcciones de exterior.

 

Usos

Tradicionalmente, la madera haya se ha utilizado para fabricar herramientas y objetos de tornería. Al ser posible doblarla sin que se rompa, se dedica para confeccionar aros, arcos y demás piezas de forma circular, además de varios tipos de madera para muebles.

 

Actualmente, se aprecia la dureza de la madera haya, por encima incluso de la madera de roble, y su superficie de textura uniforme. Al pulirla, su grano pequeño permite que la superficie quede fina y apta para muebles o para decoración, por lo que el sector principal en el que se utiliza la madera de haya es la carpintería de interior.

 

Se trata de un material que agradece el barnizado y el pulido y cuyo acabado permite formar suelos (parquet), puertas, muebles, contrachapados y objetos caseros. Su gran calidad provoca que el precio de la madera de haya sea elevado, pero sin duda el resultado es óptimo.