MADERA DE PINO INSIGNE NACIONAL

Pinus radiata
madera de pino insigne
Procedencia

El pino insignis, conocido también como pino radiata o pino de Monterrey, es una especie arbórea originaria de la costa de California, aunque actualmente también podemos encontrarla en el suroeste de Europa, el suroeste de Australia, Chile, Brasil y Sudáfrica, siendo Nueva Zelanda y Chile las zonas donde hay mayores plantaciones. En España también existen especies en el País Vasco, ocupando el 55% de la superficie forestal de la vertiente Cantábrica.

 

Color

La albura de la madera de pino insigne es de color blanco amarillento, que se oscurece al darle la luz, mientras que el duramen tiene un color pardo.

 

Textura

La madera de pino insignia tiene fibra recta, y el grano es generalmente fino. Los anillos son visibles y tienen un gran espesor.

 

Durabilidad

La madera de pino insignis está cualificada como poco durable frente a los hongos y es bastante sensible especialmente a las termitas. Además, es una especie que prefiere climas templados y cálidos, no soporta temperaturas bajas ni sequías duraderas, aunque sí se nutre mucho de la humedad.

 

Características

El duramen de la madera de pino insigne no es impregnable, mientras que la albura puede variar. El clavado y atornillado se realiza sin dificultad en la madera de pino insignis, así como su aserrado. Antes de aplicar los productos de acabado se recomienda realizar un tratamiento previo con tapaporos. Los tintes, pinturas y barnices se adhieren bien a su textura, y se trata de una madera tan rentable y funcional que llegó a denominarse “oro verde” durante su época de esplendor en los años 1950.

 

Usos

Los usos de la madera de pino insigne son variados. Por ejemplo, se utiliza para fabricar tableros de partículas. Además, se elaboran con ella contrachapados y listones de madera, carpintería interior, revestimientos, muebles e incluso pasta de papel.