MADERA DE ROBLE

Quercus

MADERA DE ROBLE

 

Procedencia

El término madera de roble se utiliza para referirse a varias especies del género Quercus, una especie arbórea nativa del hemisferio norte. Aunque el crecimiento del árbol roble es lento -salvo en condiciones muy favorables-, se trata de una especie que crece hasta los 200 años y puede alcanzar hasta los 600.

 

La madera roble en nuestro almacén de maderas de Valencia tiene tres variantes: roble europeo, roble americano y roble rojo. Las tres especies cuentan con la mayor calidad y garantía de uso en sectores tales como la construcción y la ebanistería.

 

Características

La madera roble es pesada y dura, con anillos muy visibles en su superficie. Respecto al color roble, su albura suele ser amarilla, mientras que el duramen suele tener una amplitud destacable y de color oscuro.

 

Hablamos de un material muy fuerte, resistente a la humedad y a la putrefacción, por lo que se utiliza sobre todo en madera para construcción naval y madera para exterior. La madera roble es ideal para fabricar barricas de vino por estas mismas razones, ya que conserva el líquido sin deteriorarse y además aporta unas características aromáticas y de sabor inigualables.

 

La corteza del roble es bastante rica en taninos, por lo que se utiliza también como madera para leña e incluso como calmante cutáneo por sus propiedades curativas.

 

Usos

Dadas las propiedades de calidad de las que dispone dicho material, la venta de madera de roble se concentra especialmente en el sector de la ebanistería y la carpintería fina para construcción de interior, usualmente en forma de tablones de roble, vigas de madera y muebles de roble. No obstante, la madera roble también es muy apreciada para la gran construcción en su aspecto más duro, como armazones de bóvedas, construcciones navales, trabajos hidráulicos o armamentísticos (carretería, fusiles o pistolas); también se aprecia en la fabricación de barricas de roble e instrumentos musicales.

 

Venta de madera de roble

 

En las calidades más bajas, la venta de madera de roble aún puede ser aprovechable para la carpintería común, fabricación de suelos (parquet), construcción de traviesas para las vías férreas o chapeados de ebanistería. Además, como elemento decorativo, el roble puede cobrar forma en la industria del curtido.