MADERA DE TILO

Tilia platyphyllos
madera de tilo - madeira de tília
Procedencia

Existen diversas especies del árbol de tilo, pero la de tilo común, o Tilia platyphyllos, es una especie arbórea muy habitual en los bosques de Europa, especialmente de las zonas del centro y el sur, extendiéndose hasta zonas del oeste de Asia. En España encontramos algunas especies en la cordillera cantábrica, los Pirineos y se extiende hasta la serranía de Cuenca, con algunas especies en Cataluña que se conocen en la zona como Tell.

 

Color

La madera de tilo tiene un color claro blanco-amarillo que puede convertirse en marrón una vez que se seca. Al igual que la madera de alder, su albura tampoco se diferencia del duramen, y los anillos del tronco están poco marcados.

 

Textura

La madera de tilo tiene una fibra recta y un grano extraordinariamente fino.

 

Durabilidad

Cuando hablamos de madera de tilo, hablamos de una madera de media durabilidad, más bien poca, frente a los hongos, aunque es escasamente sensible al ataque de las larvas y las termitas.

 

Características

Se trata de una madera blanda por lo que permite ser tallada muy fácilmente, y su color claro favorece el tratamiento y la pigmentación con cera, barnices, tintes, etc. El secado es rápido, aunque puede presentar deformaciones, si bien el acabado suele ser excelente. La madera de tilo es muy apreciada sobre todo por los tallistas de escultura, ya que es fácil y agradable de trabajar, aunque precisamente por eso también la utilizan los principiantes: permite el clavado y atornillado sin problemas, así como su encolado.

 

Usos

La madera de tilo se utiliza desde hace muchos siglos por sus grandes propiedades de homogeneidad para con su utilidad. Sus usos más habituales son la elaboración de tallas y esculturas, además de fabricación de muebles en ebanistería, estuchería, objetos de adorno, pasamanos u hormas de zapatos.