MADERA WENGUÉ

Millettia laurentii
madera wengue
Procedencia

Se conoce como wengué a la madera producida por el árbol tropical Millettia laurentii, una especie localizada en África oriental, principalmente en Camerún, el Congo, Gabón, Mozambique y Tanzania. Asimismo, se suele comercializar bajo el mismo nombre la madera obtenida del árbol panga-panga (Millettia stuhlmannii) por las similitudes de su color, textura y propiedades. Este material recibe también el nombre de jambire, messara, mpande y awoung, y está clasificada como especie amenazada desde 1998.

 

Color

La madera wengué presenta un color marrón prieto con finas estrías negras. Es una de las maderas más oscuras junto con el ébano y tiende a oscurecerse más con el tiempo si no está expuesta a la luz del sol.

 

Textura

La madera wengué tiene una composición densa y dura, su fibra es recta y su grano de grosor que oscila entre medio y basto.

 

Durabilidad

Se trata de uno de los materiales más fuertes del mercado, por lo que la madera wengué resiste muy bien a las termitas y a la humedad.

 

Características

La madera wengué se trabaja con dificultad por su dureza, por lo que es muy difícil de encolar y clavar por los taninos en su superficie. Su manipulación debe realizarse con la protección adecuada para no correr riesgos de irritación en la piel y en los ojos ocasionadas por el polvo que desprende la madera al cortarla. No obstante, la madera wengué presenta escasos riesgos de deformación al mecanizarla. La albura es medianamente impregnable, mientras que el duramen es prácticamente imposible, y su secado es lento.

 

Usos

La madera wengué se emplea fundamentalmente en la elaboración de instrumentos musicales, en la fabricación de ebanistería fina y mobiliario torneado y curvado, en carpintería de interior (puertas, escaleras, revestimientos, molduras, rodapiés, frisos y parquet) y exterior (puertas y ventanas), suelos y chapas decorativas.