barricas de madera de roble para vino - almacén de maderas valencia

Barricas de madera: ¿qué efectos aportan al vino?

Desde que el hombre descubriera cómo hacer vino, esta bebida se ha conservado siempre en madera, un material usado tanto para almacenar como para transportar el líquido, en forma de tonel, fudre o barricas de madera. No obstante, con el tiempo se fueron conociendo los efectos que la madera generaba sobre el vino en su gusto y forma, y se adecuó su uso para obtener mejores crianzas.

 

¿QUÉ APORTAN LAS BARRICAS DE MADERA AL VINO?

Hoy en día, la madera de roble es la más utilizada para construir toneles de vino. La calidad de esta madera es indiscutible y dependiendo del tiempo de almacenamiento y del origen geográfico de la madera, se obtienen unos u otros aromas y un gusto más o menos fuerte. El tipo de corte también es fundamental para conseguir el resultado final deseado en el vino. La técnica que se utilice para el cortado determinará unas u otras propiedades. Cuando se recurre al procedimiento del hendido, se consigue más hermeticidad en la madera, lo que sucede con el roble francés. Por otra parte, en las maderas de roble americano menos porosas, la importancia de los radios medulares sobre la impermeabilidad es menos acusada.

Por otro lado, también se utiliza la madera de castaño, aunque solo para conservar el vino, no para generar ningún aroma, o la madera de alerce en Chile.

 

EFECTOS DE LAS BARRICAS DE MADERA EN LA ENOLOGÍA

La madera puede generar varias bondades en el vino, atendido a estas características:

  • Efecto sobre el color del vino: la madera varía el color del vino por los taninos que desprende, que reaccionan con el líquido y aumentan su pigmentación. Este efecto es mayor cuanto más tiempo se conservan los barriles de vino, más aún con madera fresca más rica en taninos.
  • Efectos sobre el aroma: especialmente la madera tostada en su punto aporta un aroma muy precisa en el vino, que puede pasar por afrutada, de miel, de vainilla o incluso de café.
  • Efecto sobre el gusto: la madera aporta dulzor al vino. La actividad microbiana del material y el oxígeno que se debe aportar a la bebida, regula el sabor para elaborar vinos dulces, así como la cantidad de alcohol. Para ello, es importante controlar la fermentación del mismo.

 

Es importante tener en cuenta que las barricas de madera son elementos clave en la elaboración del vino, y no solo por su aportación en el aroma del mismo.



Monitor OK