cómo pintar muebles de madera paso a paso - almacén de maderas Valencia MAJOFESA

Pintar muebles de madera: consejos para hacerlo en casa

¿Pensando en renovar los muebles de casa o en darle un toque de color tú mismo? Tanto si sabes algo de ebanistería como si es tu primera vez, necesitas estar informado sobre la herramienta más puntera y el mejor material para un resultado de envidia. Queremos que cada persona que entre en tu casa, te pregunte dónde has comprado esos muebles y que tu respuesta sea: ¡los he conseguido gracias a MAJOFESA! Estos son solo algunos consejos para que aprendas cómo pintar muebles de madera en sencillos pasos.

Aprende a pintar muebles de madera con estos sencillos pasos

A veces los muebles de madera pueden dar aspecto de viejos o descuidados, pero quizá solo les falte una buena pintura o una capa de tratamiento que los haga lucir mejor. Si eres un poco manitas, tú mismo puedes llevar a cabo esta tarea y tras unos simples pasos, verás cómo mejoran. O puede ser que quieras darle un nuevo aire a tu habitación o hacer que todos los muebles combinen en el mismo tono sin necesidad de renovarlos. Para esta nueva decoración, deberás seguir estas instrucciones al pie de la letra.

  1. Lija la superficie del mueble

La mayoría de muebles están ya pintados o tratados de origen, por lo que es importante que dejemos la superficie lisa y libre de otros materiales, de modo que nuestra pintura impregne mejor. Para lijar la madera, es importante hacerlo en la misma dirección todo el rato, de modo que respetemos las vetas y aportemos suavidad.

  1. Limpiar la madera y sellar 

Una vez finalices el lijado del mueble de madera, debes eliminar el polvo restante. La mejor manera es pasar un trapo húmedo por encima y dejar que se seque al aire libre para evitar humedades. Cuando esté completamente seco, deberás dar una capa selladora para que la pintura que quieres aplicar después impregne bien.

Una sola capa de material será suficiente, aunque a la vista quede uniforme. Su función no es decorar, sino permitir que la pintura se agarre bien, así que no pasa nada si no queda perfecto. Cuando se seque, si todavía queda alguna astilla o el lijado no ha quedado perfecto, podemos volver a lijar con suavidad las partes que queden imperfectas.

  1. Aplicar la pintura de color

Existen pinturas que incluyen la base selladora, por lo que podríamos saltarnos el paso 2 a la hora de cómo pintar un mueble de madera. Si por el contrario hemos aplicado el sellador aparte, esperaremos a que se seque y después aplicaremos la pintura. En este caso será mejor repasar con dos o tres capas para un resultado perfecto, eso sí, dejando secar bien cada pasada.

No apliques mucho producto; basta con una capa fina de pintura y repasar si es necesario hasta alcanzar el color deseado. Puede que desees un resultado profesional o un toque más rústico o bohemio en el que se transparente la base de la madera. El resultado irá a gusto del pintor.

Materiales para pintar muebles de madera

Para pintar muebles de madera, lo más recomendable es utilizar rodillos de espuma para los trazos más extensos y brochas o pinceles más pequeños para llegar a los rincones. Incluso existen rodillos de espuma supercómodos, que pueden pasarse por cualquier esquina sin dejar mucho producto.

Lo ideal es aplicar la pintura de forma suave y lenta, fijándote en cada centímetro para que no queden espacios sin cubrir. ¡Y cuidado con las burbujas o los pegotes! Controla con cada pasada la cantidad de producto. Siempre puedes lijar suavemente entre capa y capa para un resultado más profesional o para eliminar astillas.

Una vez hayas terminado, deja secar el mueble al menos un día entero. Si es posible limpia la habitación o coloca el mueble en una zona donde no exista riesgo de que se pegue a otros materiales o adquiera polvo. Y si después quieres aplicar barniz, decoraciones o cualquier otro color, ¡pon a juego tu imaginación! 

Tras pintar un mueble de madera, el habitáculo donde lo coloques tendrá un estilo completamente diferente, como nuevo. Dale un toque personal a tu hogar sin tener que deshacerte de los muebles que más te gustan, solo con un poco de imaginación y materiales muy sencillos. Y los trucos de MAJOFESA, claro. 😉

Valorar